Mi foto
Spain
Gallega afincada en Madrid. Enamorada de Barcelona. Apasionada de la fotografía, la música y todo lo que sea ARTE. Adicta al café y adoradora de felinos. Compartiré aquí mi particular visión del mundo. Espero que disfruteis con ello ... y bienvenid@s.

domingo, 27 de abril de 2014

Mi primer Sant Jordi


Para mí el día 23 de Abril siempre había sido el día del libro, si, incluso el día el que me recuerdo a mí misma y a toda la familia mañana no te olvides de llamar al abu que está de cumple … pero un día sin más ya que en Galicia te encuentras pequeñas ferias pero nada más.

Este año una compañera de trabajo me convenció de que estando en Barcelona no podía quedarme en casa sin vivir el día de Sant Jordi.


Y salir de casa a las 9am y ver ya puestecillos de flores por doquier es muy bonito, así que me he unido a la multitud de gente que ocupaba las calles, he disfrutado del olor a rosas que inundaba Barcelona y me he perdido curioseando en los puestos … para terminar el día bailando sardanas en el ayuntamiento.
 
  

Cuenta la leyenda que existía un dragón que atacaba al reino. Los habitantes decidieron entregarle cada día dos corderos para satisfacer su hambre y que no atacase la villa. Pero cuando los animales empezaron a escasear se decidió enviar a una persona, escogida por sorteo. La familia que veía cómo un miembro era devorado por el dragón recibía, a cambio, todo tipo de riquezas como compensación.

A partir de aquí, hay dos versiones de la leyenda: por un lado, que el pueblo se cansó de que ningún miembro de la familia real fuera enviado y que por tanto debía ser la princesa quien fuera devorada y, por otro, que un día fue la princesa la escogida por sorteo.
Sea como fuere, de camino hasta la cueva del dragón, la princesa se encontró al caballero Jorge y éste, matando al dragón clavándole su espada, la rescató. De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero le entregó a la princesa.


El rey ofreció al caballero todas las riquezas a imaginar, pero él prefirió que se repartieran entre los habitantes del reino.
Además, se construyó una iglesia en su nombre, de la cual brotaba un agua milagrosa que era capaz de curar a los enfermos.

Por eso, en Cataluña, Baleares y en partes de la Comunidad Valenciana es costumbre cada 23 de abril que los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se trataran.
Ellas les regalan un libro, recordando el enterramiento y fallecimiento respectivamente de dos grandes de la literatura europea, Cervantes y Shakespeare.


La palabra es … ESPECIAL.




Si te gusta lo que ves puedes seguirme en:

14 comentarios :

Gracias por dedicarme unos minutos dejandome tu opinión.
Respondo siempre, si te apetece puedes volver a ver tu respuesta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...